El pasado domingo conocimos la noticia en la que el Bonavista CF anunciaba la destitución de Alfonso Linde del club. El ilicitano, a parte de entrenador del primer equipo, desempeñaba otras funciones como la de director deportivo y coordinador.

El técnico llegó al Bonavista CF Sala en la temporada 2018/2019, campaña en la que consiguió el ascenso a Preferente. Tras la unión de Bonavista con Irefrank, el club de Jaime Oliver ocupó la plaza de Tercera División y pudo competir en categoría nacional por unos meses. El antiguamente denominado RC Irefrank Bonavista CF Sala lo pasó mal, merodeando los puestos de descenso durante toda la temporada, pero no obstante fue capaz de darle la vuelta a la situación para escapar de la quema justo antes de que la pandemia lo frenase todo.

Tras la disolución del acuerdo que unía a Irefrank y Bonavista el club rojillo tuvo que volver a empezar desde abajo en 1ª Regional, donde hasta hace unas semanas ocupaban la tercera posición con 5 victorias, un empate y una derrota.

Ha sido una decisión muy controvertida, ya que se ha dado justo después de que las competiciones hayan sido suspendidas por el repunte de contagios de Covid-19 en España y con el equipo en buena dinámica. Tiempo de Futsal ha podido corroborar que ha sido una decisión que trasciende más allá de lo deportivo, por lo que finalmente ambas partes han terminado por iniciar una nueva etapa.

Por otro lado, es una noticia que no se sabe como puede afectarle a la plantilla. Si bien difícilmente las competiciones se van a reanudar, el club tiene tiempo para buscar un relevo en el banquillo.

El club prescinde de los servicios de Alfonso Linde tras una gran etapa de 3 años, donde el balance ha sido de 1 ascenso a Preferente, una permanencia en Tercera y un buen arranque de liga en Primera Regional.

Imagen: Bonavista CF Sala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here