Orihuela FS y CFS Mirrense pelearon hasta que sonó la bocina final. Ambos conjuntos se agarraron al partido sabiendo que tenían que sumar tres puntos para seguir en la pelea del ascenso. La igualdad en la tabla se trasladó al 40×20. El partido no se decidió hasta el final del mismo, donde finalmente el OFS se llevó la victoria en uno de sus peores encuentros de la temporada.

El duelo se disputaba en una de las pistas más difíciles del subgrupo, ya que es de cemento pintado y a la intemperie. A esto, hay que añadir que las vallas están cerca de la pista y el partido tenía algo de «público». Todo esto marcó un duelo igualado con ocasiones, sobre todo en los minutos finales, pero con pocos goles. El primero no llegó hasta pasados 14 minutos. Adri Ruiz fue el encargado de abrir el electrónico para los mirrenses (1-0, min 14). Antes de que finalizase la primera mitad, en una de las pocas ocasiones claras de los oriolanos, Jordi igualó el luminoso con un gran gol (1-1, min 19).

Una segunda parte de poder a poder se decide en los minutos finales

En el segundo periodo el OFS despertó y salió algo mejor, aunque poco a poco su nivel físico fue bajando. Estos bajones fueron aprovechados por el CFS Mirrense para generar ocasiones, pero al igual que su rival, fue momentáneo. El guion de la segunda parte fue el de dos conjuntos con altibajos constantes. En uno de los buenos momentos de los locales llegó su tanto. Pablo Ferre marcaba el segundo para los suyos y le daba algo de tranquilidad para afrontar el tramo final (2-1, min 36).

Tras el gol, el OFS fue a por todas con el juego de 5. El partido pendía entonces de un hilo. Por suerte para los visitantes la estrategia les salió bien. Primero, en un balón suelto mal sacado por la defensa local, Alberto metía la puntera del pie para igualar el marcador (2-2, min 38). Pocos segundos después, los mirrenses cometieron un penalti por mano. El mismo Gabana fue el encargado de lanzar y marcar la pena máxima, soltando toda la rabia contenida en el partido fusilando la meta mirrense (2-3, min 39).

Tras el lanzamiento de 6 metros aún le quedaban 30 segundos al partido. El conjunto local lo probó varias veces en ese corto periodo de tiempo, pero el balón no entró en la meta vegabajense. A pesar de la victoria, no todo fue bueno para los visitantes. La reciente incorporación, Borja Sempere, se marchó lesionado de la rodilla y aunque en un principio parecía grave finalmente se cree que es algo leve.

Este 2-3 deja al OFS tercero con 24 puntos, a cuatro del Quesos Cantó Bonavista CF Sala. Por su parte, el CFS Mirrense baja a la sexta posición y se ve adelantado por el Onil Club de Fútbol Sala.

Imagen: Orihuela FS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here